Desconexión total

Hace años que tengo teléfono móvil, para ser exacta desde que tengo 18 años, o sea, hace 12 años que estoy siempre conectada de una u otra forma, y de ahí nunca he pasado más de un par de días sin él. Mi móvil forma parte de mi vida, tan parte de mi organización, de mi ubicación, y la manera más fácil de estar súper atenta a todo lo que está pasando a través de las redes sociales y noticias online; y por supuesto es la herramienta más necesaria de mi trabajo como Asesor de Imagen Personal, Estilista y Personal Shopper…

¿Pero qué pasa si pierdes todo eso en un abrir y cerrar de ojos?

Nunca pensé lo dependiente que me había vuelto de este aparto, lo mucho que robaba mi tiempo, mi mente y hasta mi vida… hace 3 semanas perdí mi móvil, y todo lo que conlleva eso, números telefónicos, anotaciones e ideas de mi block de notas, mi agenda, etc…

Estuve 2 semanas sin móvil, literalmente incomunicada, sin Whatsapp, ni Facebook, ni Intagram, sin ninguna red social ni conexión a internet… Y aunque podría haberme conectado de otros dispositivos, NECESITABA ya volver a vivir 100% mi tiempo como YO quería, y no depender de lo que había o no en la web.
Han sido 2 semana increíbles!!! He tenido más tiempo que hace años, y aunque los primeros días fueron difíciles, con una ansiedad que jamás pensé que me probaría solo la falta de un teléfono móvil, comprendí que no es prioridad en mi vida, que nadie murió por mi falta, que yo no deje de ser feliz, sino que fui más cociente de lo hermosa que es mi vida, de todas las bendiciones que tengo y sobre todo me volví a encontrarme conmigo misma, con lo que realmente soy yo, simplemente Dani Guzzo, llena de imperfecciones y temores, pero inmensamente bendecida y feliz…

A veces es necesario una desconexión total, pera lograr una conexión total con uno mismo.

No se admiten más comentarios